Las arrugas faciales son la expresión normal del proceso de envejecimiento de los tejidos, de la acción de los músculos (líneas de expresión), La toxina botulínica se aplica en los músculos de la frente, el entrecejo y las “patas de gallina” con mayor frecuencia. También se puede inyectar en el cuello y mentón del paciente.

Contacto Dr. Juan Carlos López / Cirujano Plástico y Reconstructivo

© Todos los Derechos Reservados